Carlos Beltrán lidera posibilidades de debutantes en boleta al Salón de la Fama

Santo Domingo
Catorce nuevos exjugadores le darán forma a la boleta de elegibilidad al Salón de la Fama de Cooperstown en la clase del 2023, un grupo de incumbentes entre los que destaca el nombre del otrora ligamayorista Carlos Beltrán.

De la mano de Beltrán, los nombres de Bronson Arroyo, Matt Cain, R.A. Dickey, Jacoby Ellsbury, Andre Ethier, J.J. Hardy, John Lackey, Mike Napoli, Jhonny Peralta, Francisco Rodríguez, Huston Street, Jered Weaver y Jayson Werth estarán apareciendo por primera vez en el pase de entrada al pabellón de los inmortales.

Aquí enlistamos los casos con mayor posibilidad de lograr incursionar a Cooperstown entre los debutantes en la boleta de elección.

Carlos Beltrán

El oriundo de Puerto Rico fue uno de los jugadores más completos de su generación, exhibiendo atributos sobresalientes de su juego para producir batazos de poder, un corrido de bases extraordinario y una defensa élite en el más exigente de los jardines: el central.

Tras veinte campañas en las Mayores, Beltrán posee una hoja de vida que incluye 2,725 hits conectados, entre los cuales resaltan 565 dobles y 435 cuadrangulares, seguido de sus 1,582 carreras anotadas y 1,587 empujadas, 312 bases robadas, promedio de bateo de .279 y una combinación de OPS+ de 119 puntos.

Desde el lado de la defensa, el boricua colecciona en sus vitrinas tres premios al Guante de Oro, esto gracias a sus excelsas actuaciones como fueron sus 39 carreras salvadas de forma vitalicia.

En el plano general, recopilando todos sus aportes en el campo, Beltrán posee un índice de Victorias Por Encima del Nivel Reemplazo (WAR) de 70.1, manteniéndose en el borde de lo que fue el promedio en dicho apartado entre los nueve representantes del bosque central con un nicho en la inmortalidad (71.6).

El rendimiento mantenido a lo largo de los años y un dinámico desempeño en cada lado del terreno hacen a Beltrán un Salón de la Fama, a juzgar por sus estadísticas.

Francisco Rodríguez

La carrera en Grandes Ligas para el venezolano terminó a los 35 años, hecho que afectó su acumulación de numeritos y por ende sus chances de la inmortalidad.

De forma vitalicia, Rodríguez acumula la cuarta mayor marca de salvamentos detrás de sus 437, al mismo tiempo de registrar una efectividad de 2.86 y una efectividad independiente de la defensa (FIP) de 3.31 tras ver acción a lo largo de 976 entradas.

El momento cumbre de la carrera del lanzador zurdo se comprende entre las campañas del 2003 al 2010, posteando una efectividad ajustada a la media de la liga de 173 puntos en dicho tramo. Luego de esto, entre el 2010 y el 2017, la ERA+ de Rodríguez decayó a 119.

Las probabilidades de alcanzar la inmortalidad para Rodríguez al día de hoy dependen de la valoración que hagan los votantes sobre su pico de carrera, algo que crea un panorama incierto a su alrededor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí