RD$31,480 millones en 6 meses absorbió subsidio al sector eléctrico

La falta de inversión en rehabilitación de redes por parte de las Empresas Distribuidoras de Electricidad (EDE) junto con el incremento en los costos de generación, se están reflejando en aumentos extraordinarios del gasto del Estado para subsidiar y cubrir el déficit de ese sector.

El pasado año 2021 el Gobierno tuvo que destinar RD$54,603.1 millones el subsidio al sector eléctrico, lo cual implicó un aumento de un 64% si se compara con los RD$33,295.4 millones que absorbió en 2020.

Pero para este año la situación apunta a ser mucho peor. De acuerdo con las estadísticas de la Dirección General de Presupuesto (Digepres) en los primeros seis meses de 2021 el subsidio al sector eléctrico absorbió RD$17,653.3 millones, que a la tasa de cambio de ese año equivalen a US$308.3 millones.

En tanto que en los primeros seis meses de este año el sector eléctrico ha absorbido RD$31,480.2 millones en subsidio, para un incremento de un 78.3%. El monto de este año, a la tasa de cambio actual, es de US$566.5 millones.

En 2021 más que antes

Aunque las autoridades del Gobierno quisieron justificar el elevado gasto en subsidio eléctrico del año pasado asegurando que en años anteriores era mayor, porque se colocaban montos “por debajo de la línea”, la realidad es que se estaban sumando partidas de deudas viejas de las EDE y de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) que el Gobierno pasado transfirió al Ministerio de Hacienda.

Además, también las autoridades actuales sumaron como gasto en el sector los aportes que hacía el Gobierno pasado en el proceso de construcción de la Central Termoeléctrica Punta Catalina (CTPC), los cuales no computaban como subsidio, sino como inversión.
En términos contables, el aporte en subsidio eléctrico año por año entre 2018 y 2020 fue menor al que realizaron las autoridades actuales en 2021.

Para el 2018 el Gobierno destinó RD$41,688 millones en el sector eléctrico, que llevado a dólares a la tasa de ese año sumaron US$843.3 millones. En tanto que para el 2019 el aporte bajó a RD$30,571.2 millones, gracias, en parte, a que los precios del petróleo se redujeron considerablemente y eso alivió los costos de generación. El equivalente en dólares fue de US$597.1 millones.

En 2020, año de la pandemia, cuando los precios del petróleo siguieron bajos y entró en operación una de las dos unidades de Punta Catalina con carbón mineral a bajo costo como combustible, el subsidio fue de RD$33,295.1 millones, que a la tasa de cambio del momento dio un equivalente de US$589.7 millones.

Sin embargo, en 2021 el monto en subsidio eléctrico se disparó, incluso, por encima de lo gastado en 2018, al pasar a RD$54,603.1 millones, que con la tasa de cambio del momento sumó US$959.1 millones.

A su llegada al poder en agosto de 2020, las nuevas autoridades elaboraron una querella contra las pasadas autoridades en la que anunciaron que los programas de rehabilitación de redes, financiados por organismos internacionales, se manejaron de forma irregular.
Ante esa querella, que no ha tenido curso en el Ministerio Público, los organismos internacionales retiraron los financiamientos y por eso las EDE (Edenorte, Edesur y EdeEste) no tienen recursos para inversión en mejora de gestión.

Falta de inversión aumenta las pérdidas

“El incremento de las pérdidas de las EDE es un reflejo directo de la escasez de contadores, de la caída en la inversión en proyectos y programas de reducción de pérdidas y en la pésima gestión gerencial en las distribuidoras”. Así describió el ingeniero Bernardo Castellanos la situación del sistema eléctrico y la razón por la cual han aumentado los subsidios del Estado al sector.

El experto en electricidad dijo que de continuar el ritmo de gasto en subsidio que lleva el primer semestre, el monto podría alcanzar los RD$63,000 millones al cierre de 2022, lo cual implica una laceración seria en las finanzas públicas, además de que sería un récord de gasto estatal en ese sector.

Dijo que a eso se agrega el déficit de flujo de caja de Edenorte, Edesur y EdeEste, que pudiera llegar a los US$1,500 millones, además de que el proceso de ajuste a la tarifa eléctrica fue suspendido, lo cual implicará un mayor aporte del Estado para cubrir la diferencia o más deuda en las EDE.

 

EL DINERO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí