La chinofobia se apodera de miles de neoyorquinos por temor a contagio del coronavirus

La chinofobia se ha apoderado en los últimos días de miles de neoyorquinos por temor a contagiarse con el coronavirus, alejándose de los orientales que se les acercan, especialmente los que llevan puestas las mascarillas y tapabocas, reduciendo también las visitas al Barrio Chino en el Bajo Manhattan y a áreas de Queens, donde residen chinos, coreanos, japoneses, taiwaneses, filipinos y otros que provienen de ciudades situadas en el oriente.

Muchos dominicanos radicados en el Alto Manhattan opinaron ambiguamente, unos, diciendo que excepto en sus restaurantes y otros negocios, son muy pocos los chinos que viven en el barrio más poblado por dominicanos y, otros, aseguran que tienen poco contacto o interacción con los inmigrantes de China.

Mientras eso ocurre, el alcalde Bill de Blasio y la comisionada de salud de la ciudad insisten en que el riesgo es bajo y que los primeros análisis hechos a sospechosos de contagio que viajaron a China dieron negativo en los resultados.

Al menos, un caso de infección ha sido comprobado por los laboratorios, pero se dijo que otros tres pacientes habrían dado positivo.

“El riesgo sigue bajo, pero todos deben seguir medidas de seguridad”, dijo el alcalde, al tiempo que pidió calma a los neoyorquinos.

Al primer caso reportado el sábado se sumaron otros dos y el Departamento de Salud aclaró que esos pacientes habían presentado fiebre, tos o falta de aire, síntomas frecuentemente relacionados con el brote.

“Si usted estuvo en el área afectada o si tiene algún síntoma vaya a un doctor de una vez”, agregó el alcalde.

Los resultados tardan entre 36 a 48 horas para determinar si una persona ha sido contagiada con el virus.

Oxiris Barbot, comisionada de salud, hizo también un llamado a la calma.

La funcionaria aseguró que la ciudad está lista para responder a cualquier caso confirmado de coronavirus.

“No hay razón para que las personas dejen de vivir sus vidas día tras día. Puede usar el Metro, el autobús, y queremos que vayan y visiten sus lugares favoritos”, sugirió la funcionaria.

Pero la emergencia continúa creciendo. Hasta el sábado se habían confirmado 11 casos en y en Nueva York se investigan seis posibles contagios.

El Departamento de Salud dice que seguirá realizando actividades de divulgación con organizaciones comunitarias locales y proveedores de atención médica en los barrios para informar a las comunidades sobre las precauciones que deben tomar.

Diario Libre

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí